“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen o su religión” – Nelson Mandela

El racismo es un problema social que aún en el 2014, en un mundo globalizado, multicultural, sigue haciéndose presente en muchos ámbitos de nuestra vida; lamentablemente el deporte no es ajeno a ello, prueba de esto son dos hechos ocurridos durante la semana pasada: las palabras de Donald Sterling, dueño de Los Angeles Clippers y el plátano arrojado a Dani Álves durante el encuentro entre Villarreal y Barcelona.

Es este último el que llamó más la atención, pues los medios sociales sirvieron para hacer muestras de una campaña para combatir este mal.

Con la frase “#SomosTodosMacacos” acompañando a una foto donde  Neymar Jr, jugador y compañero de Álves en la selección brasileña y el FC Barcelona, y su hijo se mostraban con un plátano en las manos, dio inició una campaña en contra del racismo, principalmente en el fútbol, luego de que Álves levantara y se comiera un plátano arrojado hacia su persona desde las gradas del Madrigal, estadio del Villarreal.

http://www.youtube.com/watch?v=3L_Zvs7AiJ0&feature=youtu.be

Inmediatamente jugadores de todo el mundo, de diferentes equipos y nacionalidades, se sumaron, llenando Twitter e Instagram de fotografías en apoyo a la lucha contra el racismo, en lo que podría parecer una campaña improvisada, pero de acuerdo con Guga Ketzer, socio de la agencia publicitaria Loducca, esta idea estaba previamente armada.

En una entrevista con la revista Veja, de Brasil, Ketzer declaró que la campaña ya había sido diseñada junto con Neymar, en un intento de crear conciencia sobre el problema que el racismo representa para el fútbol; sin embargo, lo sucedido con Dani Álves, fue la oportunidad perfecta para darla a conocer.

Pero, ¿Podría esta acción tener un impacto real en la conciencia de los aficionados del fútbol?

De acuerdo con un estudio de Forrester Research, Instagram se ha convertido en el medio social que logra una mayor interacción con los consumidores (o seguidores en este caso).

Neymar, el iniciador de la campaña “#SomosTodosMacacos” cuenta con un total de 4.7 millones de seguidores en Instagram, mientras que en Twitter, el número de seguidores es de 10.4 millones.

En Twitter, el link hacia la imagen tuvo un alcance de 7,338 RT; por su parte en Instagram, la misma imagen, logró una mayor concentración con 587,348 likes.

Otro de los jugadores que se sumó a la campaña fue el polémico Mario Balotelli.

Mario, por ejemplo, obtuvo en Twitter 4, 783 RT de su imagen, mientras en Instagram juntó 91, 946 likes.

Esto nos muestra que realmente Instagram tiene una mayor interacción con los seguidores, como lo afirma la investigación, que asegura que el impacto es 60 veces mayor que el que se tiene en Facebook.

Haya sido o no creada con anticipación, el impacto que tuvo en redes sociales la colocó en la tercera tendencia a nivel mundial, estando dentro de los Trending Topics de Twitter durante 8 horas y 5 minutos el día martes 28 de Abril.

En Instagram, hay un total de 162,581 post con el #SomosTodosMacacos; #NoToRacism tiene 22,348 fotos y #WeAreAllMonkeys 26,557 posts.

Sumado a esto, pudimos observar la unión de estrellas deportivas, tanto del ámbito del fútbol como de otros deportes, así como de la televisión, haciendo eco de lo sucedido.

Así, tenemos la oportunidad de darnos cuenta de que hoy en día, los medios sociales siguen adquiriendo importancia en nuestra vida diaria, y si los usamos de manera correcta, podemos crear situaciones que nos lleven a mejorar el impacto en marcas y nuestra vida diaria.