El apoyo que un patrocinador brinda a las entidades deportivas dentro del futbol juega un papel muy importante aportando a la solvencia del equipo  y de los proyectos que se le adjudiquen, sin ellos sería prácticamente imposible financiar las fuertes sumas de dinero en la compra y venta de los jugadores, el pago del director técnico y de toda la gran industria que existe detrás de lo que en 90 minutos es llevado hasta la comodidad de nuestra casa, bar, oficina y que es llamado el deporte del balompié.

La incursión del marketing dentro del futbol “moderno” es lo que lo diferencia del futbol de décadas pasadas en el que precisamente, podíamos disfrutar de un juego contemplando el uniforme de nuestro equipo favorito con sus colores originales, acompañado únicamente del escudo; actualmente no existe ya un solo equipo que dentro de los centímetros cuadrado de tela que conforman su uniforme, no traiga consigo al menos el logotipo de un patrocinador. Si bien dentro del futbol Europeo existen restricciones poniendo como límite el uso de un solo patrocinador además de la marca, en el futbol mexicano no corremos con la misma suerte ya que se permite el uso de varios patrocinadores dentro de la camiseta de un equipo.

Por citar algunos ejemplos, tenemos a los dos equipos que disputaron el final de la liguilla, América vs Cruz Azul, uniformes en los que se observa a las grandes transnacionales: BIMBO, COCA-COLA Y CORONA y a Cemento Cruz Azul, COCA-COLA (nuevamente), TELCEL Y TECATE respectivamente.

Creo no está nada mal la alianza patrocinador-equipo, sin embargo debería existir una parte que se preocupe por el gusto del aficionado.

A mi parecer, no está nada “padre” comprar la camiseta del equipo al que tanto amor y fervor le tengo y que consigo, venga contaminada (me guste o no) por  logotipos de varias marcas con las que muchas veces no tengo ni la menor simpatía.

La necesidad de una marca por hacerse presente enun escenario como lo fue el final de la  liguilla 2013; donde la televisora abierta que lo transmitió alcanzó un rating de 41 puntos según un reporte de mediotiempo.com; podría satisfacerse auxiliándose de herramientas del marketing para ejercer la recordación y/o posicionamiento, alcance y penetración que la marca busque dentro de sus objetivos, por medio de estrategias con las cuales el beneficio pueda ser igual o mayor al que estén implementando actualmente, como lo son: publicidad en el campo de juego, realidad aumentada, activaciones dentro y fuera del estadio, activaciones en el medio tiempo, medios promocionales, etc.

La afición representa el punto más importante al que se dirigen los esfuerzos de cualquier equipo junto con la marca, ya que para ellos se trabaja, para llevarles lo mejor y satisfacer su necesidad  de entretenimiento y pertenencia; viéndose recuperada la inversión de la marca al lograr la preferencia del público hacia el equipo, teniendo su apoyo incondicional; en pocas palabras, logrando su fidelidad.