Contra mi pronóstico inicial de que la International Board se llevaría con suficiente tranquilidad el tema del uso de la tecnología para auxiliar a los árbitros, se ha dado a conocer que en la reunión se acordó un rotundo SI a la evaluación de una solución para despejar las dudas si un balón cruzó o no, la línea de meta.

Debemos recordar, que aún no es definitiva la resolución y que de alguna forma están evaluando las posibles soluciones: en Champions League y en Europa League ya se usan árbitros auxiliares en las líneas de meta, y esta medida se implementará en algunas ligas, incluyendo la mexicana. Obviamente, las autoridades de las leyes del juego, esperan recopilar cientos de datos adicionales como el incremento de sanciones dentro del área, las controversias en goles anotados, y muchos otros que pueden dar indicadores si esta solución es factible o combinada con tecnología en la línea de meta.

Lo que el IFAB acordó fue lo siguiente:

La tecnología se aplicará únicamente a la línea de meta, solo para determinar si se ha anotado gol o no;

–              el sistema deberá ser preciso;

–              la indicación de si se ha anotado gol deberá ser inmediata y se confirmará automáticamente en el lapso de un segundo;

–              la indicación de si se ha anotado gol se comunicará únicamente a los oficiales de partido.

Asimismo, se ha establecido que, en un primer paso, las empresas dispongan hasta finales de noviembre de 2010 para presentar su tecnología a la FIFA. A continuación, un número seleccionado de compañías pasará un periodo de prueba, antes de la reunión general anual del IFAB del 4 al 6 de marzo de 2011, cuando se establecerán los pasos a seguir.

De esta forma, tendremos que esperar el concurso de empresas especializadas que propondrán sus tecnologías para tal efecto. Pero de las resoluciones, concluimos lo siguiente: No habrá un indicador luminoso como en el hockey, por lo que seguramente será una tecnología que confirme la entrada del balón, e informe a un dispositivo que lleven los jueces del encuentro. La idea del chip en el balón, parece que podría tomar fuerza. Debemos esperar a ver que soluciones son propuestas.

Es evidente que la IFAB busca preservar algo que es esencia en el juego: la sucesión de acciones. A diferencia de otros deportes, el fútbol es de “tiempo corrido”, no cuenta con pausas en el tiempo de juego, y las interrupciones básicamente son sancionadas (desde un saque de banda hasta una falta), por lo que la exigencia de que el sistema determine la validez de un gol en no más de un segundo es entendible. No piensan detener el partido, para que un árbitro vea una pantalla de video y determine si el balón rebasó o no la línea de meta como sucede en el Tenis, o el Fútbol Americano.

Este paso, parece ir en contra de los deseos de la misma IFAB, pero la trascendencia de las dudas por este tipo de goles no validados, y en otros casos validados injustamente, más la presión mediática, han hecho que reconsideren su posición. En lo personal, como apasionado de la tecnología creo que es un paso que le hace bien al fúbtol, como también considero correcta la postura de que sea la única situación donde se considere el uso de esta tecnología. Al final de cuentas, también soy un aficionado que le gusta ese estilo romántico que tiene el fútbol en su esencia.