Lionel Messi representa a la figura “top” del fútbol mundial y su imagen es muy bien cotizada, ya que además de talento natural con el balón, ha sido un jugador lejos de reflectores que dañen su imagen, Un perfil relativamente bajo en su vida privada y sin escándalos que no tengan que ver con algún deportivo. Parece la imagen perfecta para una marca.

adidas consciente del impacto que tiene su máxima figura, decidió lanzar una edición especial de los tachones (tacos, zapatos de fútbol) F50 adizero, que “La Pulga” ya había usado en la Copa del Mundo de Sudáfrica. Ese lanzamiento veraniego presentaba unos vistosos zapatos con una tonalidad morada, y ahora con esta edición especial ahora lucen en un dorado que le dan un aire de distinción.

Creo que más allá de las ventajas tecnológicas, o de la campaña mercadológica, el impacto de esta “edición especial”, se vuelve más especial tras el 4-1 donde Argentina derrotó a la España, campeona del mundo. Si bien, no fue una competencia oficial, si tiene sus puntos para ser un partido que no se olvide por mucho tiempo: España tenía muchos años de no pisar suelo argentino, y ambas escuadras contaron con sus grandes figuras que hicieron que todo el aficionado futbolero quisiera ver el encuentro.

Así que los zapatos dorados de Messi, no solo son especiales por su tecnología, colores y demás, si no porque se usaron en un partido que se disfrutó con grandes jugadores en la cancha. Sumemos algo más, Lionel Messi anotó un gol con toda la magia balompédica que tiene en sus botines. Todo eso, vuelve más especial a este artículo que es codiciado por fans del jugador, pero también aquellos que pretenden emular y hasta superar a su figura.

Y es que así se forjan los ídolos: una jugada, un gol, su forma de festejar, su forma de jugar, su forma de vestir. Y aunque sea mercadotecnia pura y que muchos satanizan, es una realidad que parte de ese todo son los accesorios que usa esa figura, y que hoy en día hacen diferencia.