Lo de Boca Juniors y Google es digno de analizar

Mientras en México, los Rayados de Monterrey desafiaron al gigante Televisa al transmitir su partido contra Estudiantes Tecos por Internet tras no llegar a un acuerdo por derechos de transmisión, en Argentina, desde hace más de una semana, Boca Juniors tiene para sus hinchas una gama de servicios basados en Internet y producto de una alianza estratégica con Google.

Así es. Mientras que el Internet en México pasa a ser un “es que lo tenemos que tener” en otros lados, es parte central de toda una estrategia de marketing, pero sobre todo del continuo proceso de construcción de marca o branding. Google es experto en hacer eso, y no desaprovechó la oportunidad de vincularse con uno de los clubes más conocidos en el continente americano y a nivel mundial.

Así los hinchas xeneizes, ahora pueden tener su cuenta oficial del equipo, totalmente personalizada, y con las características funcionales que ofrece Gmail, más los otros servicios que el gigante de internet ofrece como Google Docs, Google Sites, Google Calendar.

De entrada el que es hincha del club, basa muchas de sus percepciones y cotidianidades alrededor de sus colores, pero con este tipo de iniciativas lo llevan más allá, al lograr que durante más tiempo y en sus actividades personales, estén relacionados directamente con el equipo: al entrar todos los días a revisar tu email rodedo de tu club, pero también teniendo ese impacto en el sentido de pertenencia con el email que te asocia con tu pasión.

Es un acierto por todos lados, mientras que Boca Juniors se pone a la vanguardia y continúa con esa labor de vinculación con los aficionados, Google se sigue posicionando como la empresa #1 de Internet ante los ojos de los usuarios y eso no es poco, especialmente en el mercado latinoamericano que expresa niveles de desarrollo diferentes a Estados Unidos o Europa sobre uso y demanda de Internet.

Seguramente este regalo, producto de una gran alianza, lo disfrutarán los hinchas. La conexión emocional se incrementa sin duda.

Deja un comentario