Entendemos que en Sudafrica 2010 están conteniendo los máximos exponentes del balompié mundial, es cierto, faltan figuras, pero en honor a la verdad tenemos que aceptar que la Copa del Mundo marca tendencias por ciclos y es el máximo nivel competitivo que el fútbol tiene.

Es por eso que vale la pena echarle un vistazo a los números que están arrojando los equipos allá en tierras africanas: Hasta este momento se anotan 2.1 goles por partido, hay 3.5 tarjetas amarillas por encuentro y el promedio de pases que se dan es de 968.2

Vayamos al detalle, por partido se están registrando 27.4 disparos, solo 9.9 es a puerta. De los pases que se dan, 191.6 pases son de larga distancia, 562.1 se consideran de media distancia, y pases cortos son 214.5 por encuentro.

¡Hay más! En un partido de este nivel, la distancia máxima que se recorre es de 238.58 km en la sumatoria de los jugadores, mientras que en el partido que menos se corrió se registraron 182.59 kms. La velocidad máxima que ha registrado un jugador corriendo dentro del campo es de 32.15 km/hr mientras que la velocidad mínima registrada es de 23.84 Km/hr

Lionel Messi, considerado el mejor jugador del mundo, en tres partidos y 270 minutos, ha recibido 10 faltas, ha disparado 20 veces, de las cuales ocho han sido dentro del área, 12 desde la media distancia. De esos 20 disparos, 11 se pueden considerar remates a puerta, seis disparos se han ido desviados, tres se los ha detenido un portero. En total, Messi ha realizado 217 pases, 159 encontraron destinataria para una eficacia del 73.27%. Lionel, no es especialista en lanzamientos largos, así lo señala su 53% de eficacia a esa distancia, pero lo resuelve con un  72% en pases de media, y en cortito es difícil que falle: 84.38%

El socio ideal de Messi está siendo, Juan Sebastián Verón, 28 pases de Lio van para el, y 24 pases del blaugrana buscan a Carlos Tévez. Tan socios  son Messi y Verón, que Lionel recibe muchos pases de la “brujita”, y posteriormente quien más le surte balones a “La Pulga” es Maxi Rodríguez, Javier Mascherano y Tévez (Ojo, México).

¿Qué nos dicen todos estos números y estadísticas?

Primero, que tan importante se ha vuelto la implementación tecnológica en el deporte que podemos tener una medición individualizada del desempeño de los futbolistas. No contar con herramientas aunque sean básicas para iniciarse en esto, simple y sencillamente es rezago.

Segundo, empezamos a tener parámetros de medición: se empiezan a conocer las demandas físicas de recorridos, distancias y velocidades en la élite del fútbol mundial que los preparadores físicos deberán considerar a la hora de poner a punto un equipo y diseñar las cargas de entrenamiento, adaptándolas a esta realidad que está arrojando Sudáfrica 2010.

Tercero, tácticamente las tendencias de pases, tiros y secuencias de pases antes de un gol, nos pueden hablar de eficacias tácticas de cara al gol. De momento, todo indica que entre menos pases antes de la definición haya, más tendencia hay para anotar, lo cual habla de velocidad, sorpresa, trazos largos para buscar la ruptura del orden defensivo.

Es cierto, las estadísticas no juegan, pero si dan indicios de panoramas y realidades, y cuando son bien empleadas, bien analizadas y tienen un fin específico pueden ser factores entre una victoria y una derrota.