Esto es lo que oficialmente informó la FMF sobre el “mercado de piernas” de la Primera División de México:

Al término de la actividad, en conferencia de prensa, Enrique Bonilla Barrutia, Director General Deportivo de la Federación Mexicana de Fútbol informó el número de movimientos del día, donde se efectuaron 74 operaciones con un monto total de doscientos sesenta y cuatro millones de pesos, de las cuales fueron 19  definitivas y 55 temporales.

Esto indica que el número de operaciones disminuyó con respecto a la edición 2009. Y los montos que se manejan hablan claramente de la salud actual de ciertos clubes. En efecto, parece que hay equipos que no reparan en solventar sus necesidades comprando, mientras que otros tienen que apostar por ser muy inteligentes a la hora de seleccionar jugadores, pero especialmente a la hora de optar por una compra o préstamo.

La mayoría de estas operaciones solo se confirmaron en ese día, ya que mucho ya era “un hecho” e incluso mucho se confirmó por los mismos clubes antes de llegar al famoso “draft”, que cada vez parece estar condenado a desaparecer, a menos que se renueven ciertas mecánicas que le permitan funcionar de otra manera y que no solo sea un día para confirmaciones y ver si “sale algo bueno”.

Llamó la atención la cantidad de jugadores que Puebla consiguió para armar su nueva edición, de funcionar colocaría al “Chelís” como un técnico experto en armar equipos que engranan a la primera y que con poco capital y mucha habilidad logran buenos resultados. Tigres apuesta a construír todo un nuevo proyecto en base a comprar jugadores con proyección, pero también llevarse un “pez gordo” objeto del deseo de todos en el Draft. Morelia parece que será el candidato natural a estar en los primeros lugares tras armar un cuadro temible empezando con Federico Vilar emblema del Atlante, y aquí empiezan las cosas desconcertantes al ver como el conjunto azulgrana en apariencia se desforzó, mientras que Querétaro fue sumamente cuateloso, quizás por el bolsillo, pero parece el primer candidato a abandonar la máxima división.

Así las cosas, terminó una edición más del Draft tan “sui géneris” que tenemos en México.