A nadie nos sorprende que las declaraciones de Mourinho sean “políticamente incorrectas” o vengan llenas de arrogancia, misma que le confieren ese halo de grandeza y de entrenador de élite.

Ahora habla claro de algunas cosas en las que habría que agregar que lleva algo de verdad. El mismo lo sabe, mediáticamente no va a poder derribar esas barreras que construyen hacia ciertos equipos, especialmente los que viven un gran momento, o que tienen un carisma especial, como el Barcelona de Pep.

Por eso, leo y comparto con ustedes este fragmento de una entrevista a Mourinho:

“Creo que esta temporada no he visto un partido como el (partido) entre el Inter y el Barcelona en el (estadio) San Siro”, comentó. “No he visto un equipo jugar como lo hicimos”.

“Atacamos agresivamente contra el campeón de Europa”, agregó. “Anotamos tres goles contra el campeón de Europa. Ganamos la serie contra el Barcelona, pero la gente sólo habla del triunfo del Barcelona y dice que estacionamos un autobús frente al arco”.

“No estacionamos un autobús, estacionamos un avión y lo hicimos por dos motivos. Uno, porque sólo teníamos 10 jugadores y dos, porque les ganamos 3-1 en San Siro, no estacionando un autobús, o un bote o un avión, sino aplastándolos en San Siro. No he visto a nadie jugar como jugamos contra Chelsea en Stamford Bridge. Chelsea no es un equipo chico, es el campeón de Inglaterra y nadie juega así en Stamford Bridge. Sólo nosotros hemos jugado dos partidos al nivel que lo hicimos contra Chelsea y contra el Barcelona”.

Genio y figura, que nos comparte un secreto de sus filosofía futbolística: si llevas ventaja de dos goles, y estás con un hombre menos en el campo: defiende el marcador, tiráte atrás y sal en largo. ¿No es nada nuevo? ¡Por supuesto! pero todos lo atacaron por ello, y si, hacer otras cosa contra Barcelona era suicidio.

Vía | Foto | Diario Deportivo Record