El día de ayer ya no pude escribirles, y es que el día empezó agitado: la noticia del ataque a Salvador Cabañas nos sacudió a toda la Industria Deportiva y desde que nos enteramos se tuvo que estar al pendiente de tal acontecimiento.

Aún así poco tiempo tuve de hacer algo, reaccioné ante la noticia y hablé con Susanna, la Gerente de Comunicación  (y por lo tanto, mera-mera  de la red de Blogs Digifut), para informarle de tal cosa muy tempranito, nos coordinamos rápido porque a las 7:30 am tenía que salir rumbo al “Nido” de Coapa, casa precisamente del Club América y mis inquietudes estaban al por mayor, por el efecto de la noticia y como repercutiría en lo que ya estaba programado.

Llegamos poco antes de las 8:00 am a las instalaciones del Club y el ambiente era tranquilo, pero era obvio que había algo en el aire que reflejaba tensión. Todos ibamos impactados con la noticia y expectantes de cualquier información, así que al llegar saludamos a todo el grupo de entrenadores que tomarían el curso, y aunque estaba programado que fueran los directivos del Club para iniciar formalmente, quedaba entendido  que por la situación tendríamos que iniciar.

El curso inició muy bien, con una buena participación e interés de los involucrados y debo decir que estoy gratamente sorprendido del empuje que están teniendo en el uso de tecnologías aplicadas en el deporte, y ver como la inquietud de querer aprender más sigue intacta en muchos de los profes que trabajan para la institución azulcrema.

Después de cuatro horas intensas, terminamos los trabajos del día y nos trasladamos a nuestro hotel, y al llegar para ponerme al corriente de las noticias, me coordiné nuevamente con Susanna y le informé que a pesar de que venía en plan académico en este viaje, tenía también la oportunidad de darle un servicio a nuestros lectores en la red de blogs, así que me cambié ropa, tomé mi móvil y sin más (porque ni mi acreditación traía), me lancé al Hospital Angeles para tratar de informar lo que ahí ocurría.

Llegamos al Hospital y como ya vieron en imágenes, todo era un gran estacionamiento con gente, muchos reporteros, unidades móviles, enlaces en vivo, y mucho rumor. Todo lo hice vía Twitter, opté por dejar de lado Facebook puesto que el seguimiento online me parece más “nativo” en el servicio de 140 caracteres.

Lo que sucedió ahí, lo pueden consultar en mi Timeline, tengo que decir que fue intenso, y que la situación no fue la mejor forma de encontrar a algunos conocidos que el fútbol me ha dejado, especialmente de los medios, y también del mismo Club que ya se veían agobiados, cansados y consternados por todo lo acontecido.

Fue un momento muy complicado para todos, porque si bien, se entiende lo que sucede, los medios tratan de informar lo antes posible lo que sucede, y buscan formas de obtener información y en estos casos, la realidad es que fluye por diversos sentidos, diversos canales y es difícil clasificar la información y asegurar la veracidad por la celeridad con que se van suscitando los eventos.

Pudimos entrar a la Conferencia de Prensa del Presidente americanista y del Dr. Ernesto Martínez quien “comanda” los cuidados y atenciones de Salvador Cabañas, y pudimos llevar en vivo lo que alcanzamos a rescatar, tanto palabras, gestos, movimientos durante la conferencia, y también lo que sucedía alrededor.

Repito, fue un momento complicado, ya que los reporteros deportivos, especialmente los reporteros que cubren al América se veían desconcertados por la situación, al final, es una persona con quien convives de alguna forma.

Saludé viejos conocidos, me dio gusto ver a un buen amigo, aunque solo fuera por minutos ya que su trabajo no le permitió más y nosotros también así lo consideramos conveniente. El día 1 fue de mucho sobresalto, de muchos sentimientos encontrados, de muchas emociones en un corto lapso de tiempo.