En su editorial de ayer domingo en Mediotiempo, Rogelio Roa tocó un tema que estaba tentado a hacerlo hace tiempo, y aunque Rogelio explora algunos tópicos interesantes quiero profundizar un poco.

Roa nos habla de que necesita básicamente un club para generar marca en la Industria del Fútbol, y habla de la problemática de Pachuca, quien pese a sus esfuerzos muy grandes por posicionarse, ha creado una imagen más negativa que positiva al autonombrarse “el equipo de México”, y también ya hay otra polémica por la “Cuna del Fútbol Mexicano” ya que la reaparición de los Albinegros de Orizaba con el mote de “el primer club de fútbol mexicano” va a hacer que los historiadores tengan que resolver el tema.

Lejos de esto, me parecen que las campañas en TV de los Tuzos, dejan mucho que desear, el de la niña con los jerseys y el de los cuates jugando Poker con el “Pachuca mata todo”, me parecen no menos que lamentables. Claro, el gusto se rompe en géneros. Eso si, debo decir que la inclusión de un patrocinador en ese comercial (Galletas Emperador de Gamesa) es un punto a favor del club y de como volver altamente rentables los comerciales. (Nota mental: eso lo hicimos en un comercial aquí en Tampico, que fue muy criticado por incluir marcas).

Para construír marca en el fútbol se requiere: Logros Deportivos, autenticidad, historia y jugadores mediáticos. Tal y como lo dice Rogelio Roa. ¿Qué le falta a Pachuca? Tiene logros deportivos, tiene cierta autenticidad, ha hecho mucho en su corta historia contemporánea y no podemos negar que un Miguel Calero puede ser considerado mediático, Damián Alvarez, etc.

Los Tuzos han levantado campeonatos al por mayor e inclusive son el único equipo Mexicano con un título en competencia de la CONMEBOL. ¿Ha sido suficiente? Desde luego que no. Por más esfuerzos que hayan hecho, los Tuzos siguen siendo una gran marca regional y nada más. Inclusive en cuanto a número de seguidores, continúan por debajo de equipos como Atlas, Toluca y hasta Santos. Sin importar sus campañas de publicidad para tratar de convencernos de que Pachuca mata todo, ganarse el corazón de la gente no es nada más cuestión de anuncios en televisión o espectaculares callejeros.

Creo que el enfoque tuzo es erróneo, y debe ir buscando consolidar etapas menos ambiciosas para poder tener una base fuerte que le permita ahora si, dar el gran salto y catapultar su marca a nivel nacional. Primero dominar a cabalidad su área geográfica, es decir, que en tres horas a la redonda de distancia el equipo dominante sea Pachuca y no América, Chivas o algún otro. Enfocar los esfuerzos a que la gente de su perímetro realmente sea Tuza, para tener una base más fuerte de fans.

Otro punto que siempre genera un atractivo adicional y sin el cual no podemos vivir, son las rivalidades. Hay que generar una para Pachuca que parece no tener un nemésis claro. Aquí mi idea. Si en el norte Santos se muere por que Rayados o Tigres consideren el enfrentamiento contra ellos como un Clásico, yo les digo que la afición de Tigres no vería nada mal la rivalidad entre los felinos y los tuzos. Elementos hay para fomentarla: Pachuca ganó dos títulos en el Estadio Universitario, uno con un gol increíble y una más que memorable actuación de Calero que marcó su vida futbolística como pilar tuzo. El segundo campeonato en el Uni, fue contra el mejor Tigres de la era contemporánea y que estuvo marcado por mucha sangre caliente de los jugadores auriazules. Las heridas de esto no han sanado en la afición de Tigres.

Sabiendo que la afición regiomontana es la más fiel, la que más asiste a ver a sus equipos, la que más se mueve alrededor de sus equipos, me parece inaudito que un Club con la infraestructura tuza no haya volteado a fomentar esa rivalidad. Es cierto, sería mejor que tu rival de clásico fuera América o Chivas, pero fomentar una rivalidad con el Guadalajara tomará muchos años por que el Clásico Nacional lleva mano. En caso de que Pachuca fomentara una rivalidad especial con Tigres, llamaría menos la atención que el Clásico Regiomontano, pero sin duda le daría un nuevo sabor a su equipo que busca proyección, que busca enganchar a propios y extraños, y si le sumamos que la gente de Tigres esta predispuesta, pues creo que vale la pena al menos explorarlo.

Algunos estarán de acuerdo, otros no. El fútbol es una industria y hay que trabajar para permanecer en ella, y para eso, se planea estratégicamente, y al hacer estrategia hay que considerar todas las posibilidades.

Si el video no aparece, visitalo en su sitio web.