Apela a su historia, a los sentimientos que evoca el juego y lo traduce en un video que despierta pasiones, recuerdos y enciende a más de uno. Si te tiene una buena historia que contar, y además se cuenta bien, ya estamos del otro lado: