Premiar la lealtad de tu cliente ha sido una premisa importante en el mundo actual con tantas opciones y competencia en todas las industrias. El deporte, y el fútbol no son ajenos a ellos y la planeación estratégica para generar programas de lealtad a los aficionados que “apuestan” por un club desde el inicio de la temporada llega a ser la base para determinar la fuerza y el poder de convocatoria que tiene un club de Fútbol.

fc-unitedEl abono, permite al abonado (en inglés season ticketholder) el acceso a todos los partidos del club durante el torneo o temporada, a un costo por debajo de lo que pagaría si tuviera que comprar boleto por boleto durante cada partido. En los casos donde el programa de abonados está más avanzado, son estos aficionados leales quienes tienen preferencias: se toman la foto oficial con el equipo, participan en las activaciones de medio tiempo, son participantes automáticos de sorteos y un resto para incentivar el ingreso de recursos en la época de mayor planeación del club: la pretemporada.

Hay casos de elite donde hay listas de espera para ser abonado: Newcastle en Inglaterra juega año con año con estadio lleno de abonados. El ya tricampeón, Manchester United tiene listas de espera que se calculan en años para poder adquirir un abono.

En México, los programas de abonos de Tigres y Rayados parecen ser de los más avanzados, tan solo por el grado de convocatoria que tienen. Al menos un promedio de 50% o 60% de la capacidad de sus estadios son ocupados por abonados, lo cual asegura un ingreso “calculable” para presupuestos de planeación, pero también un ingreso estimado por ventas de esquilmos durante el torneo al tener “segura” una cantidad de aficionados por partido.

Por todas estas razones, me llama la atención el caso de el Football Club United of Manchester, un club que actualmente es considerado “semiprofesional” y que nació en el 2005 cuando un grupo de aficionados al Manchester United lo fundó con el capital que recibieron de pago por sus acciones del ManU que compró el norteamericano Malcom Glazer. Los del ManU son los “Diablos Rojos“, estos son los “Rebeldes Rojos“.

Sus partidos, cuentan con buenas asistencias desde su nacimiento, pero le han dado un giro a su esquema de abonados, debido a la situación económica actual, a recorte de gastos y están buscando en el amor a los colores, en la pasión de sus aficionados para que pueda haber ingresos. La apuesta es sencilla: Creer en el aficionado que puede aportar lo más que pueda para su equipo.

El slogan de esta idea es: “tú decides cuánto puedes permitirte individualemnte y el valor que das a poder ver a tu equipo”

Bajo esa premisa, decidieron que cada aficionado “pagara lo que pudiera” por un abono del Club. La temporada pasada un abono costaba alrededor de 140 Libras (2,800 pesos aproximadamente); el club espera que unos aficionados puedan pagar más de eso, y otros menos, por lo que el club no incrementará el abono, siendo este un beneficio para el aficionado. Hay un límite, tampoco es regalar los esfuerzos del club, por lo que el pago mínimo por abono es de 90 Libras (1,800 pesos aproximadamente).

Para la directiva del Club, todo parte de que el aficionado entienda que es una responsabilidad compartida para asegurar el futuro del club, tanto en el manejo del equipo por parte de los directivos, como el aficionado que apoya con el pago de su abono, boleto o souvenirs. Consideran que habrá muchos que paguen las 90 Libras, pero también apuestan a que habrá algunos que puedan pagar más que eso. Creer en el aficionado.

Sin duda, algo sin precedentes. La cultura es muy diferente a muchas plazas del fútbol mexicano, sin embargo, el trabajo en desarrollo de programas de lealtad: abonos, paquetes para niños, eventos especiales, sorteos permiten que no solo sea el espectáculo deportivo la única razón para seguir o asistir a un partido.

Por ejemplo, en este momento que escribo este artículo, los Rayados de Monterrey mediante un patrocinador rifará una casa entre sus abonados. Un aliciente más para que al término del torneo, renueves tu abono.

Vía | Foto | FC United of Manchester