Andar en esto del deporte te deja claro que se necesitan dos elencos indispensables para que esto funcione: los actores dentro del escenario deportivo, y otros que quieren ver esa actuación: los aficionados.

Internet vino a revolucionar y acelerar procesos poco contemplados antes. Los aficionados empezaron a tomar un papel predominante y activo, cuando antes se limitaban a recibir información por los medios tradicionales (prensa, radio y TV), con la llegada de Internet empezaron a aparecer al por mayor páginas personales dedicadas a su equipo, chats, foros de discusión y tantos rincones y servicios que fueron evolucionando con la misma red.

El aficionado ya tiene la opción no solo de recibir, si no también de comunicar. Así surgió la Red De Blogs de Digifut.com

En Digifut quisimos abrirle un espacio para que aficionados le comunicaran sus opiniones a otros aficionados.

Esto es tan simple, que se pierde luego en una complejidad de cosas que siempre queremos armar los humanos. El simple hecho de que un aficionado le diga a otros lo que piensa de su equipo empieza a crear una comunidad auténtica, libre y dispuesta a crecer naturalmente para alimentarse de las opiniones de todo y de todos los que se acercan a esa comunidad.

Hoy, me da gusto ver como algo que empezamos hace tres años, está a punto de consolidarse por el esfuerzo y trabajo de mucha gente que ha estado como blogger y ha dejado sus opiniones, comentarios a través del tiempo. Por algunas situaciones, muchos ya no están en este momento, pero los más de 30 bloggers que conforman la red actualmente están haciendo un gran trabajo por preservar los principios fundamentales con los que nació esta idea: aficionados hablando de fútbol para otros aficionados, autenticidad, pasión, amor por los colores.

Dejé de ser blogger hace mucho tiempo (casi dos años), mis intervenciones son muy esporádicas, y eso me agrada porque esa red de blogs concebida en su momento, lleva tiempo caminando gracias a la pasión que le meten quienes ahí escriben. Este es un gran reconocimiento para todos los que fueron blogger, para los que están, pero sobre todo para todos los demás aficionados que comparten entre ellos las alegrías, tristezas, situaciones dificiles, y todo lo que ocurre con sus equipos.

Ojalá, de a poco, los blogs en México empiecen a tener el peso específico que tienen en lugares como España o Europa. En el camino andamos.