Internet no olvida, internet registra y archiva. Y los lectores podemos encontrar esos archivos, o quizás podemos ser los mismos archivadores. Así que hay que tener cuidado con lo que escribimos.

Una nueva genialidad me encuentro en la Libreta de Van Gaal, sobre una editorial hablando elogios a Lionel Messi, pero también nos demuestra el pasado que pueden tener los elogios y lo que puede venir en el futuro.

La advertencia para Messi es válida, para que no se crea todo lo que lea, escuche o vea. Eso debería aplicar para cualquier jugador. En todo caso, el periodista resulta muy mal parado en todo esto.

Vía | Foto |Libreta de Van Gaal