Ya es hora de retomar esta bitácora como se debe. Es el 2009 y espero que todos hayan tenido unas buenas fiestas y que el ánimo venga renovado para encarar este año que muchos han pintado como difícil.

La crisis financiera mundial empieza a mostrar sus efectos en la Industria Deportiva, aunque sigue habiendo contrataciones millonarias como en el caso de los Yankees en la MLB o en otros deportes, también es cierto que ha habido reajustes en muchos presupuestos para diversos espectáculos deportivos.

Mientras la Fórmula 1 replantea sus formas de mantener las escuderías con presupuestos adecuados, mientras clubes que habitualmente “abrían la chequera” no lo hacen (caso Chelsea) o bien, el saber que la industria televisiva atraviesa severos problemas de audiencia como el caso de México, mientras todo esto pasa, nuevos jugadores se frotan las manos para entra en acción.

Los medios de comunicación “emergente” jugaremos un papel fundamental al ser una opción que plantea algunas situaciones interesantes: bajo costo, mercados meta bien definidos, arraigo con el consumidor, alta fidelidad y lealtad e identificación con el medio.

Sin duda, veremos un paradigma interesante, los medios convencionales tendrán que hacer esfuerzos enormes para recuperar el rating que se han llevado los “reality shows“, mientras que los medios digitales tendrán que ser los suficientemente ágiles, flexibles y confiables para aprovechar las oportunidades que se pueden venir.

Eso es lo que empezaremos a ver este año. Obvio que faltan muchas cosas por analizar, pero a grandes rasgos es lo que vislumbro en parte de nuestra industria deportiva.

Foto | Infobae