Cerca del 73% de aficionados encuestados por una compañía de investigaciones han señalado que se sienten excluidos del fútbol.

Dave Boyle, Director Ejecutivo de Supporters Directs (El Organismo inglés encargado de vigilar los intereses de los aficionados al fútbl), dijo:

El juego sigue buscando a los fans más pobres y los está forzando a hacer mayores sacrificios. Por todo lo que se habla del glamour y el impacto global del juego, de billonarios y ahora trillonarios, hay un precio muy grande que pagar. Este precio sigue subiendo cada día más y el pueblo que resulta más afectado con esto son las personas en las comunidades más pobres que tradicionalmente han sido la piedra angular del juego, que han ayudado a construir y hacer que lo que es hoy.

El 77% dijeron que deseaban ver en vivo el deporte más de lo que hacemos. Además, el 75% dice que se ha vuelto demasiado caro para asistir a un juego en vivo en un estadio o cancha deportiva.

Como era de esperarse, las familias de ingresos más bajos fueron los más afectados – el 79% dio el costo como un obstáculo para ver en vivo el deporte, mientras que el 60% de este grupo dijeron que vieron menos deporte que hace unos años, y el 34% dijeron que nunca vieron en vivo el fútbol en un cancha.

Foto | SwissInfo