Hay gente que me ha escrito para preguntarme acerca del tema de los comerciales. Voy a tratar de explicar algo de forma superficial que suele ser muy complejo y que los mercadólogos toman mucho en consideración para la medición en el éxito o fracaso de una campaña. En el caso del deporte, la cosa es un poco más compleja por las emociones que esto representa.

Lo primero y más importante es definir para que quiero realizar un comercial en TV o spot de radio, o prensa escrita. Lo más común es tener una completa planificación de la campaña que se realizará y enfocarla a los resultados deseados. Esas metas pueden ser más ventas de un artículo, o bien, mayor posicionamiento de la marca en la mente de los consumidores, algo que algunos llaman “recordación”.

En el caso del fútbol, las campañas y anuncios rara vez van enfocados a la venta del producto (partido), ya que los aficionados interesados por lo regular saben bien los horarios de juego de su equipo y tienen establecidos una serie de mecanismos para estar informados de lo que acontece con su equipo. Si bien, es necesario recordar y despertar la pasión cada semana, los anuncios específicos de cada partido son más esporádicos y por lo regular no tienen la intención de “llenar un estadio”, si no recordarle a la afición el partido solamente resaltando una campaña más grande por encima del juego semanal. Está demostrado que las campañas publicitarias por si solas no llenan estadios, hay una combinación de factores más importantes, principalmente lo que sucede en la cancha.

Hagamos un repaso mental, o el experimento, busquemos en los canales locales de diferentes ciudades y veamos la frecuencia con la que se anuncia el próximo partido de los equipos de cada ciudad. ¿Cuántos anuncios de los clubes hay para el próximo partido? ¿Cuántos hay sobre el club hablando de sus valores? He ahí la gran diferencia.

El éxito de un comercial, alineado a una campaña, debe ser principalmente el posicionamiento dentro del mercado al que fue lanzado. No importa si el comercial merece un gran premio, o tiene una edición muy austera, lo importante es que la gente lo recuerde por algo. Si logra penetrar las mentes del consumidor, si lo repiten, si hablan de él, si lo comentan, entonces se va en el camino correcto.

Así, les dejo algunos comerciales de clubes mexicanos y extranjeros, para ir viendo tendencias.

Primero, una campaña alrededor de Tigres por parte de su patrocinador CEMEX, la campaña llamada VivoTigre está en su segunda edición. Este es el comercial para el 2008.

Este es el predecesor del anterior video. La música es orginal de Plastilina Mosh para este anuncio. Y como podrán ver, el nuevo sigue la tendencia que marcó este, pero con mayor realización. Este anuncio, sirvió de ejemplo en muchas clases escolares.

Otro más de Tigres, anunciando un partido. Como verán, no existen tomas de aficionados en el estadio, jugadores y demás. Las nuevas tendencias son enfocadas hacia los valores más simples del juego y su relación con la vida cotidiana.

Ahora veamos uno del Atlético del Madrid (Atleti), que fue lanzado en el segundo año que vivieron en la Segunda División Española, y justo después de empatar un partido con el que se definió que no subirían en un año, obligándolos a otro año buscando el ascenso.

¿Qué pasó cuando volvieron a Primera?

Seguiremos hablando de estos temas…