Acá en México, existe una creencia generalizada de que los clubes de fútbol de Argentina, o bien, de Sudamérica en general no tienen el capital suficiente para manejar las cantidades o cifras que se conocen en el fútbol mexicano. Especialmente en lo que respecta a sueldos.

Sin embargo, algunos casos ocurridos realmente me han puesto a pensar si en realidad es cierta esta premisa que, repito, en México consideramos básica. La respuesta es contundente: si tienen dinero, pero no pagan los sueldos que maneja el mercado mexicano.

Hace pocos días, Sebastián Abreu y Julio César Cáceres del Club Tigres, uno de los más prósperos de la República Mexicana, emigraron a River Plate y Boca Juniors. Los jugadores manifestaron que estaban dispuestos a sacrificar “plata” con tal de jugar en los clubes más representativos de la Argentina. Obviamente que esto es un negocio, y no sabemos cuanto dinero fue realmente el que sacrificaron lso jugadores para cumplir sus pretensiones.

Pero, ¿en qué me baso para sugerir que los clubes argentinos si tienen más dinero del que se cree?

Primero, diversos especialistas del tema económico reconocen que algunos clubes argentinos, a la hora de elaborar sus presupuestos y sus proyecciones financieras, mantienen un rubro denominado Venta de Jugadores. Es decir, que algunos clubes anticipan por adelantado sus ingresos por ventas.

Y es que para la mayoría de países de Sudamérica, la industria del fútbol se basa en la exportación de jugadores. Según la agencia Deloitte en su estudio denominado: Latin American Football Money League (2006-2007), destacan que:

“En Argentina, los presupuestos de los clubes de primera división dependen principalmente del resultado de las transferencias de futbolistas, en segundo lugar de los ingresos provenientes de los derechos de televisión, y siguen en importancia las recaudaciones, las cuotas sociales, los sponsors y otros recursos generados por actividades educativas y deportivas distintas al fútbol.

A su vez, la mayoría de los clubes de México obtienen un mínimo de entre 750 mil dólares y 1 millón de dólares por la publicidad principal en el frente de la playera, mientras que en el dorso obtienen de 400 mil dólares a 800 mil dólares”.

En su momento el Presidente de la Asociación de Fútbol de Argentina (AFA), Julio Humberto Grondona aseguró en torno al tema de la economía de los clubes argentinos:

“La idea es que los clubes vendan dos jugadores por año y dedicar esa plata a aumentar el sueldo para el resto del plantel. El dinero de las transferencias no tiene que servir para cubrir la gimnasia o la pileta. A esas actividades las abona el socio con su cuota”.

Ahora bien, analicemos un poco más a detalle las cosas. ¿Cuánto ingresan por cuestiones de exportaciones? Tan solo Boca Juniors en la venta de Gago al Real Madrid se embolsó la nada despreciable cantidad de 27 millones de dólares, y otro tanto por Ever Banega al Valencia:

Con esta operación, el club de la Ribera repitió la venta de un volante central en una cifra millonaria a un club español, luego de la partida de Gago al Real Madrid en diciembre de 2006 en 27 millones de dólares.

“Everest Banega”, titula en su portada el diario deportivo Olé, donde se destaca que “Valencia puso una montaña de plata y se llevó al crack de Boca. Son 26 millones de dólares por un pibe con 44 partidos en Primera”.

Sumen las cantidades de las dos transacciones y casi rondan los 60 millones de dólares en un año, en la venta de dos jugadores, sin contar las ventas a mercados menores como el mexicano. Y también sin considerar los ingresos por patrocinios y transmisiones de televisión.

La cosa no se queda en la exportación de jugadores, 40 millones de chinos siguen el fútbol argentino. Es decir, la misma cantidad de habitantes del país pampero siguen el fútbol en la tierra de la muralla china. ¡Impresionante!

Sergio Spadone, un empresario argentino radicado en China, formó Pro China en 2004; una empresa que se dedica a los negocios del fútbol en este país. Spadone aclara que su empresa factura unos 300 mil dólares anuales por los derechos de transmisión del fútbol argentino.

Así que creo que podemos empezar a entender porque si es posible que jugadores que en México pueden tener cierta prosperidad pueden ir a Argentina tentados por el reconocimiento y escaparate que representa el fútbol pampero: el mercado europeo se abre de inmediato, 40 millones de chinos lo siguen, las ventas de jugadores son casi una obligación, aunque el control del mercado en cuanto a sueldos lo vuelve interesante, al menos para los dos grandes de Argentina.

Vía |CNNExpansion | Deloitte | ESPNDeportes