De vendedor pirata a futbolista en el Calcio

Esto encuentro en El País. ¡Vaya Historia!

Cristian, un joven nigeriano de dieciocho años que resultó hace días arrestado por la policía italiana al haber entrado irregularmente en el país y dedicarse para sus subsistencia a la venta de “discos piratas”, ha visto cumplir su gran sueño al fichar por un equipo aficionado transalpino.

La historia de Cristian, que bien pudiera dar lugar a una serie televisiva o a un libro, es la de los muchos africanos que escapando de la pobreza de su país y se juegan la vida para intentar llegar a Europa en busca de un futuro mejor; el “viaje de la esperanza” que en la mayoría de las ocasiones se tiñe de dramatismo. Para su fortuna, Cristian parece tener un futuro más alentador.

Así, con dieciocho años y un pasado en la selección sub”21 de Nigeria, según se ha informado, llegó a Italia en busca de una oportunidad en un club, pero lo hizo de forma irregular, sin papeles oficiales (visados), sin los contactos necesarios y sin hablar italiano. Ante ello, tuvo que dedicarse a ser un “vu”cumpra””, como se denomina coloquialmente en Italia a cuantos “no comunitarios” (africanos o asiáticos) se dedican a la venta ambulante de productos “piratas”, preferentemente discos compactos.

Ejerciendo esta actividad ha sido detenido en la localidad de Sant”Agata (por la policía, a la que por medio de intérpretes dijo que llevaba varios días sin comer y explicó que llegó a Italia con el deseo de ser futbolista en este país ya que había militado en clubes de la Segunda división nigeriana y en la sub”21 de dicha nación. Ante ello, la policía le llevó al lugar de entrenamiento del Ferentino (Frosinone, centro del país), de la Serie D italiana de fútbol (categoría aficionada), donde fue sometido a una prueba. Y Cristian la pasó con creces, por lo que fue fichado por dicho club. “Cuando vimos la camioneta de la policía entrar en nuestro centro deportivo y que descendía de ella un coloso africano, de 1,92 metros, creímos que se trataba del jugador Stephan Makinwa (Lazio, nigeriano). El mismo físico y estructura muscular. Pensábamos que llegaba a visitarnos, pero nos sacaron del equívoco y nos explicaron el caso”, comenta Raffaele Andriola, ex-futbolista y actual dirigente del Ferentino, a medios locales.

Según Andriola, Cristian fue sometido inmediatamente a un prueba y “rápidamente se le ha fichado”. “Llegó con botas muy viejas, que llevaba como una reliquia en una bolsa, y con mucha, muchísima hambre. Desde hoy se entrenará junto al resto del equipo, a la espera del permiso de estancia en el país. Y en el próximo campeonato será ciertamente inscrito en nuestro plantel”, añadió Andriola. Cristian, al que el club ya ha encontrado alojamiento y le ha comprado ropa, pues no tenía apenas más que lo puesto, para su fortuna parece tener un presente y futuro más afortunado que el de muchos que como él realizan el “viaje de la esperanza”.

Siempre hay una historia para inspirarnos.

Vía | El País

Deja un comentario