Eso me pasa por andar hablando bien de Zidane… como decimos en México: “le eché la sal”. Ni modo. 🙂

Por lo mismo, tomemos esto con el mejor humor posible y que mejor que Trino para ilustrarlo:

Trino y el Zidanazo