El único dato “duro” que podemos obtener de un jugador es el estado físico, con algunas pruebas de laboratorio y/o campo podemos determinar valores que nos especifican el estado físico o condición del jugador, por ejemplo, el consumo máximo de oxígeno (VO2).

Sin embargo, un punto en el que es poco preciso acertar es en todos los demás atributos del jugador. Por ejemplo, ¿Cómo darle valor real y único a la técnica del jugador? Imposible. La técnica y su evaluación dependen directamente del observador. Sin embargo, tener bien definidos los criterios a evaluar podría ayudarnos a discernir de mejor manera que calificación darle a un  integrante de un equipo.

Esta no es la única forma de evaluar a un jugador y sus características, pero lo exponemos como un consejo para quien crea conveniente usarlo de esta manera.

Aquí proponemos los siguientes atributos para un jugador de campo:

Evaluación de la técnica:

  • Centros (¿Cómo centra mi jugador?)
  • Córners (¿Es útil para cobrar un córner?)
  • Entradas/barridas (¿Es oportuno al barrer?¿Lo hace bien?)
  • Faltas (¿Qué tanto usa las faltas? ¿La usa cómo solución a sus problemas?)
  • Marcaje (¿Marca bien? ¿Hace sus coberturas?)
  • Pases (¿Pasa bien? ¿Llevan precisión y fuerza?)
  • Penáltis (¿Es seguro?¿Es nervioso?)
  • Primer toque / Primera intención (¿Usa este recurso?¿Elige el momento?)
  • Regate / Dribbling (¿Le gusta encarar?¿Lo hace bien?¿Da ventaja al equipo?)
  • Remate / Tiro a gol (¿Remata bien?¿Fuerza y Precisión?)
  • Remate de cabeza (¿Calcula bien tiempo y espacio?¿Es certero?)
  • Saques de banda (largos y cortos) (¿Es correcta su técnica?)
  • Tiros lejanos / media distancia (¿se anima a hacerlo?¿Lleva intención de gol?)
  • Técnica pura (recepción / dominio del balón) (¿Es hábil en el manejo del balón y su trato?)

Con estos elementos, formando una tabla, podríamos establecer como entrenadores un parámetro, por ejemplo, una escala del 1 al 10 para calificar a nuestros jugadores e identificar áreas de oportunidad para su formación en el caso de juveniles, o bien, de refuerzos o planificación de trabajos especiales en los profesionales.

Continuaremos, con los atributos mentales en la Parte II y finalizaremos con un vistazo rápido a la parte física (Parte III) y en la última entrega le daremos un apartado a los arqueros.